Xinú Bottle

En sus perfumes, Xinú sintetiza el aroma de la botánica aromática del Continente Americano. Este ejercicio de alquimia alimenta la intención y el carácter del envase, evocando la riqueza de las tradiciones artesanales, el equilibrio, la precisión, la técnica y la pasión por el diseño.
El desarrollo formal de la botella se inspiró en la escultura prehispánica abstracta, los mitos, la magia, la geometría sagrada, la sabiduría de la naturaleza, semillas, células y esporas. También lo hizo en los preceptos y la filosofía utilizados en la obra escultórica de Brancusi, pues se buscó traducir la esencia de las cosas en una experiencia tridimensional llevada a su expresión más pura y simple.
El proceso creativo siempre tuvo presente condiciones de reuso y permanencia bajo el claro entendimiento de que una expresión simple y contundente significa una ejecución altamente compleja que demanda materiales de muy alta calidad.
El envase de vidrio soplado fue desarrollado en colaboración con el taller Nouvel Studio. Las tapas fabricadas artesanalmente con maderas certificadas nos acercan a la creación de un hermoso objeto no desechable que pasa de contenedor de aromas a objeto decorativo sea como escultura para su contemplación o como florero e incensario para su uso cotidiano, lo cual le otorga a la pieza una vida posterior.
La madera aparece como equilibrio y contraparte de la transparencia del contenedor, respondiendo a la afinidad directa de Xinú con la naturaleza; su expresión física sintetiza las emociones, las tradiciones, la sensibilidad y la espiritualidad.

 

Concepto / Héctor Esrawe e Ignacio Cadena / 2016
Desarrollo / Manuel Bañó
Producción / Nouvel Studio